¿Por qué?

PUBLICIDAD_____________________________________________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________________________________________________________

La lista de los fallecidos del terremoto sigue sin hacerse pública. Hace una semana, el director de análisis de riesgo y a cargo de la sala situacional nacional por el terremoto zonal 9, Sebastián Vallejo, dijo que el Departamento Legal de la Policía del Ecuador tenía esa información pero que esa información “no estaba centralizada para los reportes de situación en el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Quito”. Según él, que parecía no tener apuro, la lista iba a estar en “una semana o semana y media” porque estaban “validando” con el Registro Civil “el tema de las personas fallecidas por actas de defunción”. Esta capacidad de los burócratas de utilizar verbos de programación informática y anteponer la palabra “tema” a veces repugna, otras asusta. La espera no les parece demasiado larga, a pesar de que en lugares como Pedernales, al día de hoy, la gente sigue pidiendo respuestas. Y sobre todo, quieren la lista que no aparece.

Cada vez, la información fluye en menor cantidad y con más lentitud. Hasta el 29 de abril de 2016, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) —el órgano estatal encargado de la gestión de la emergencia y la que el Presidente criticó duramente al interior del gobierno—  publicaba dos reportes diarios con las cifras actualizadas sobre víctimas, heridas, edificaciones destruidas, entre otros datos relevantes. Desde entonces, apenas publicó uno diario y el 12 de mayo no divulgó ninguno. A las once de la mañana de hoy, 13 de mayo, el silencio continúa.

A esto se suma la falta de los nombres de los fallecidos, un silencio que alimenta los rumores de que existen más personas muertas de las contabilizadas. Si se busca Lista de fallecidos de Terremoto de Ecuador en Google, el primer enlace que se muestra es de la Fiscalía del Ecuador. Cuando se da click, el link vuelve a la nota vacía que antes desplegaba la información con los nombres de las personas fallecidas. El COE de Quito —donde se supone está la información— no contesta. El día de ayer, durante buena parte de la llamada, su línea telefónica reportaba una avería. En la tarde no hubo respuestas.

La página donde aparecía la lista en el sitio web de la Fiscalía sigue vacía.

La página donde aparecía la lista en el sitio web de la Fiscalía sigue vacía.

Un silencio que contradice la recomendación de los estándares internacionales. “Se debe mantener una lista que contenga la información confirmada de muertos y sobrevivientes y debe existir un grupo responsable del registro oficial de los detalles de los individuos desaparecidos”, dicen la Cruz Roja Internacional, la OMS y la OPS . Lo peor de todo es que la lista existe. En ella, aparecen los nombres de personas que la gente de Pedernales supone que no está registrada. Hace una semana en ella aparecían 3 registros de personas SIN IDENTIFICAR y 23 SIN DATO. Es decir, al 6 de mayo de 2016 habían veintiséis cadáveres que no han sido reconocidos. Todos en la provincia de Manabí —los tres apuntados como SIN IDENTIFICAR son de Pedernales ¿No sería útil difundir esa información para poder terminar con el doloroso proceso de identificar a los muertos? En la lista que el gobierno aún no hace pública, al menos hasta el 6 de mayo el número de muertes no variaba de 660. El lunes 16 será un mes del terremoto y el silencio no le hace bien a nadie.

GkillCity.com
Primer medio digital, liberal y alternativo del Ecuador.